Destaca la exuberancia de su juventud, la frescura de su fruta y la armonía de su crianza durante 16 meses en barrica.