Limpio y brillante, de aroma potente y muy frutal es un vino donde predomina claramente la fruta sobre las notas de crianza.