Tenemos un entorno maravilloso para las noches cuando el día ha sido caluroso llegas a nuestra terraza y encuentras un rincón de tranquilidad con el suave ruido del agua cuando cae por los caños de la representativa fuente barroca de la Mariblanca del siglo XVIII, construida en tiempos de Carlos IV aprovechando diferentes manantiales de la zona y el abrevadero medieval. Se compone de un pilón curvo de piedra labrada y dos pilares de sección cuadrada.